Instituto Nacional del TORAX

Arritmias Bajo Control

El 9 de septiembre del 2003 se realizó el primer procedimiento de electrofisiología en nuestro establecimiento a un paciente con muerte súbita recuperada, desde ahí los avances han sido sustantivos en materia tecnológica, clínica, docente e investigación, en beneficio directo de los pacientes.

15 años cumple la Unidad de Electrofisiología de nuestro establecimiento. 15 años de tenacidad, empeño, esfuerzo y cariño de cada uno de los profesionales que ha integrado este equipo.
La idea surgió en el 2002, luego de que la Dra. Marianella Seguel terminara su formación de subespecialización de arritmias y electrofisiología cardiaca. La dirección de aquel entonces consideró necesario que esta práctica se desarrollara en nuestro establecimiento, entregando a la salud pública el primer centro de electrofisiología adulto del país, que hasta el momento, solo estaba en manos del sistema privado de salud.
Con mucho esfuerzo y nada de presupuesto se fue gestando esta idea. La Dra. Seguel viajó a Sacramento, Estados Unidos al Mercy General Hospital, con el fin de mejorar su técnica y fortalecer el conocimiento para comenzar con los primeros exámenes y así disminuir la lista de espera de  pacientes, que hasta ese minuto solo controlaban sus taquiarritmias con medicamentos.
De California no solo trajo experiencia, si no que un buen número de donaciones que fueron la base para la puesta en marcha de esta unidad. El polígrafo, estimulador manual, delantales plomados y catéteres componían la abultada maleta que atravesó la aduana.

El 9 de septiembre del 2003 se realizó el primer procedimiento de electrofisiología en nuestro establecimiento a un paciente con muerte súbita recuperada, a cargo de la Dra. Marianella Seguel y el Dr. Rodulfo Oyarzún, quien se incorpora al equipo. Ya en el 2008, adquirieron equipamiento nuevo, capaz de entregar cobertura a los pacientes de la red y macro red.
Durante estos 15 años, se han sumado nuevos exámenes y procedimientos clínicos que han situado a nuestro pabellón a la vanguardia de la tecnología clínica al servicio de nuestros pacientes. El Carto, mapeo electroanatómico, es un ejemplo del avance que ha sufrido este laboratorio, entregando tecnología de punta a pacientes beneficiarios de FONASA. Este sistema, adquirido el 2011, ayuda a localizar con más precisión el origen de las arritmias, los circuitos eléctricos y así también disminuye el uso de radiación. Trata arritmias complejas como taquicardia ventricular, fibrilación auricular y taquicardia auricular, siendo fundamental en pacientes con cardiopatías congénitas.
Durante el periodo 2008-2009, en conjunto con las electrofisiologas pediátricas del hospital Luis Calvo Mackenna, la Dra. Paulina Pérez y la Dra. Bernardita Lopetegui, se realizaron cerca de 50 procedimientos en niños con patologías arrítmicas con buenos resultados.
No sólo los pacientes se han visto beneficiados con este pabellón, ya son siete los becados que han pasado por la unidad de electrofisiología logrando entregar especialistas en arritmias para los diferentes centros que se han formado a lo largo de nuestro país y fuera de este.
Los desafíos no cesan, la Dra. Seguel en su afán de entregar el mejor servicio a sus pacientes se ha enfocado en estudiar a jóvenes con alteraciones genéticas que han tenido o tienen riesgo de muerte súbita y a sus familias, realizando estudios genéticos que son enviados fuera del país para su análisis, lo que proporciona un tratamiento global a todo el grupo familiar que pudiera padecer esta compleja patología.
Cómo ven es un área clínica en constante evolución, que permite entregar bienestar y solución inmediata sin necesidad de una intervención mayor, a pacientes que sufren arritmias cardiacas.

Equipo

El equipo de la Unidad de Arrtimias y Electrofisiología Cardíaca está compuesto por el coordinador, el Dr. Rodulfo Oyarzún, Dra. Marianella Seguel, Dr. Carlos Piedra y Dra. Andrea Lui, quien se incorpora al staff en septiembre. La enfermera coordinadora Loreto Pizarro, quien está desde los inicios del laboratorio, junto a enfermeras, técnicos paramédicos y tecnólogos médicos realizan cerca de 400 procedimientos al año, entre estudios electrofisiológicos y ablasión, Cartografía Elcetroanatómica, implantes de Marcapasos, Resincronizadores y Desfibriladores.

¿Qué es la Electrofisiología?

La electrofisiología es la ciencia que estudia las alteraciones eléctricas que ocurren en el corazón, que pueden presentarse con trastornos arrítmicos como palpitaciones, disnea, taquicardias paroxísticas supra ventriculares, síndrome de Wolff Párkinson White, bradicardias o taquicardias de la aurícula o el ventrículo, sincope, insuficiencia cardíaca y muerte súbita .
Es una subespecialidad de la cardiología altamente tecnológica pues requiere modernos equipos que a través de señales eléctricas nos informan de la actividad del corazón . Para ello se emplea tecnología del más alto nivel y unos sistemas computacionales que determinan las áreas de un sustrato anómalo, para actuar sobre ellas, destruyéndolas y curando las arritmias.

La mayoría de las arritmias cardiacas pueden solucionarse con un abordaje percutáneo que las resuelve con total éxito. Esta consiste en hacer llegar a través de punciones en las venas o arterias varios catéteres al corazón que, gracias a un sistema computacional de adquisición de datos, permiten localizar y diagnosticar cuál es el circuito eléctrico que produce la arritmia para que pueda ser eliminado
Otro tipo de procedimientos son los implantes de marcapasos para tratar arritmias lentas, desfibriladores automáticos, cuya misión es detectar y tratar mediante una descarga eléctrica interna, arritmias ventriculares rápidas que pueden ocasionar la muerte. También dentro de este tipo de implantes se encuentran los de resincronización cardiaca, indicados para los pacientes con insuficiencia cardíaca en quienes el corazón no bombea adecuadamente la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *