Instituto Nacional del TORAX

Bronquitis

¿Qué es la bronquitis?

La bronquitis es una enfermedad en la cual los bronquios se inflaman. Los bronquios son los conductos por los cuales pasa el aire que llega a nuestros pulmones.

Existen dos tipos de bronquitis: bronquitis aguda (de corta duración) y bronquitis crónica (permanente).

Los síntomas pueden presentarse como:

  • Tos persistente
  • Dolor de garganta
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Dolor en el pecho
  • Silbidos al respirar
  • Congestión y goteo nasal
  • Vómito
  • Diarrea

Bronquitis Aguda:

La bronquitis aguda es causada por infecciones o agentes irritantes, siendo los mismos virus que causan los resfríos y la gripe la causa más frecuente de esta enfermedad. Estos virus se pueden traspasar tanto por el aire (por ejemplo, cuando la gente tose), como por el contacto físico (por ejemplo, las manos sucias). Este tipo de bronquitis puede durar hasta 10 días, pudiendo mantenerse la tos seca por semanas después de haber desaparecido la infección.

Existen factores que aumentan el riesgo de sufrir bronquitis aguda, tales como el humo del tabaco, polvo, gases, vapores y la contaminación en el aire. La tos persistente, que puede durar entre 10 y 20 días, es el síntoma principal de la bronquitis aguda. La tos puede producir mucosidad incolora, pero si llega a aparecer mucosidad amarilla o verdosa, es posible que se tenga además una infección bacteriana. Una vez desaparecida la infección, es posible que se tenga una tos seca durante días o semanas.

Bronquitis Crónica:

La bronquitis crónica es una enfermedad permanente y bastante grave, presentándose si la capa de los bronquios está constantemente irritada e inflamada, causando una tos prolongada y con mucosidad. Fumar habitualmente es la principal causa de la bronquitis crónica. Al estar los bronquios constantemente irritados, son fáciles de infectar por los virus y bacterias. Por esa razón, las personas que sufren de bronquitis crónica pueden tener épocas en las cuales los síntomas empeoren.

Aunque la bronquitis crónica sea una enfermedad grave y prolongada, si las personas que la sufre son diagnosticadas y tratadas, pueden llevar una mejor calidad de vida. Además, deben dejar de fumar en caso de que lo hagan y evitar los agentes irritantes anteriormente mencionados. Las personas que sufren de bronquitis crónica grave tienen pocas probabilidades de recuperarse por completo.

Tratamiento:

Los principales objetivos del tratamiento de la bronquitis aguda y crónica consisten en aliviar los síntomas y hacer que pueda respirar mejor. Si usted sufre de bronquitis aguda, su médico puede recomendarle que descanse, beba bastantes líquidos y tome una aspirina para la fiebre.

Para la bronquitis aguda generalmente no se recetan antibióticos, porque estos son inútiles contra los virus, que son las causas más frecuentes de la bronquitis. Solo en caso que su médico sospeche que la bronquitis es causada por una infección bacteriana, se le recetará un antibiótico. Se puede utilizar un humidificador o vapor para aflojar la mucosidad y aliviar el silbido y flujo limitado de aire. Si se sufre de silbidos, es posible que se necesite de una medicina inhalable para despejar las vías respiratorias, la cual deberá ser administrada por un inhalador.

Su médico puede recetarle medicinas para aliviar o disminuir la tos y la inflamación de las vías respiratorias. En caso de ser diagnosticado con bronquitis crónica, su médico puede recetarle una terapia con oxígeno, la cual tiene por objetivo ayudarle a respirar mejor, además de proporcionar el cuerpo el oxígeno que necesite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *