Instituto Nacional del TORAX

¿Cómo cuidar tus fármacos del calor?

Con la llegada de las altas temperaturas, los medicamentos corren serios riesgos de sufrir variaciones en sus efectos y condiciones. Aquí les damos algunas recomendaciones para mantener su efectividad y no provocar daños en la salud.

En la mayoría de los hogares existe un botiquín de emergencia con múltiples medicamentos. Sin embargo, es importante conocer cuáles son los lugares adecuados para almacenarlos, especialmente en el verano, cuando sube la temperatura.

La químico farmacéutico Francisca Contreras, es parte de la Unidad de Farmacia del Instituto Nacional del Tórax y nos explicó que uno de los mayores riesgos de un mal almacenamiento de estos es que pierdan su eficacia:“Los medicamentos pueden perder su eficacia con los cambios de temperatura o humedad y también generar molestias gastrointestinales”, detalló.

En esta línea, Contreras aconseja seguir las instrucciones que indica el folleto: “Los medicamentos se tienen que almacenar en un lugar fresco y seco, tal cual como lo recomienda el folleto con el que vienen. Pero, además, es ideal no dejarlos en lugares con mucha humedad, como el baño o la cocina, o donde le llegue la luz directa del sol”.

Lugares dentro del hogar para mantenerlos

Al ser consultada sobre conservar los medicamentos en el refrigerador, la profesional aseguró que frente a las altas temperaturas, es una buena idea: “Es recomendable guardarlos en el refrigerador, pero no en la nevera ni tampoco la puerta de este, porque es la zona que tiene mayores cambios de temperatura”. Además, aseguró que lo ideal es dejarlos en su empaque original y conservar el folleto para poder identificar mejor cuál es el medicamento y conocer su fecha de vencimiento.

Otro de los sitios donde se suelen guardar los medicamentos es en el auto; sin embargo, Contreras fue enfática en señalar que es el peor lugar de todos: “El auto siempre tiene altas temperaturas, las que en verano sobre pasan los 25 grados, que es el máximo que pueden resistir los medicamentos sin deteriorarse”.

Formatos

Existen varios tipos de presentaciones en las que vienen los medicamentos, como jarabes, cápsulas y píldoras, por nombrar algunos. Frente a esto, Contreras explicó que las recomendaciones son generales para todo tipo de fármacos: “Hay algunos formatos que son más susceptibles a la temperatura, como los supositorios, que a variaciones más pequeñas de temperatura se ven afectados”.

Pero, ¿cómo saber si el fármaco perdió su efectividad? La profesional aseguró que hay medicamentos que pueden cambiar en su apariencia física (color o forma); sin embargo, hay otro que no tendrá ninguna diferencia al ojo humano. Por eso razón, enfatiza: “La conservación es lo fundamental. Si eso se hace de manera correcta, el medicamento entregará la función para la cual fue creado”, finaliza.

Como dato extra, la químico farmacéutica aconseja mantenerlos siempre en un sitio que no sea concurrido, para evitar que niños o mascotas puedan tomarlos y así sufrir posibles intoxicaciones.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *