Instituto Nacional del TORAX

Con tres trasplantes exitosos inauguramos el 2020

En los primeros 15 días de este año, el Instituto Nacional del Tórax ya ha realizado dos trasplantes de corazón y uno de pulmón, llegando durante el fin de semana recién pasado a los 100 corazones trasplantados.

“Estamos contentos, porque el 2019 tuvimos una tasa de trasplantes más alta que el 2018. Y este año partimos en enero con dos trasplantes cardiacos y uno bipulmonar, lo cual nos hace tener esperanzas de que el 2020 será un año aún mejor”. Así evalúa el director del Instituto Nacional del Tórax, Dr. Alberto Vargas, el gran comienzo de año que tuvo en materia de trasplante el establecimiento, llegando, además, al trasplante de corazón número 100 en los 10 años que lleva en funcionamiento la unidad.

La doctora Claudia Sepúlveda, jefa subrogante del programa de trasplante de INT, es igual de optimista: “Estamos muy contentos, porque teníamos dos pacientes con prioridad nacional, conectados a asistencia biventricular, esperando trasplante cardiaco y lo recibieron el fin de semana recién pasado. Pero, además, hay una paciente que hoy recibirá su nuevo pulmón. Con ella son tres los trasplantados en lo que va del año”.

Dariela Villarroel tuvo una operación exitosa después de casi un año de espera por un órgano compatible.

La paciente de quien habla la doctora es Dariela Villaroel, hospitalizada en el INT desde septiembre del 2019 con diagnóstico de fibrosis pulmonar avanzada y altos requerimientos de oxígeno. Sin embargo, desde hoy su vida cambiará, ya que después de un exitoso procuramiento en Valdivia, esta mañana llegó el órgano que necesita. “Nos llamaron en la madrugada y volamos para el Instituto, muy felices y emocionadas”, cuenta la hija de la paciente, Loreto Jorquera, y agrega: “Han pasado 5 años desde que mi mamá empezó con los primeros síntomas. En un principio no se sabía lo que tenía y llegar a un diagnóstico fue complicado. Pero ahora se abre una gran esperanza y ella está feliz. Además, como familia, estamos muy agradecidos de todo el equipo del INT: doctores, cirujanos, las tías del aseo, las enfermeras, los encargados de la alimentación, de todos… han sido amables y nos han acogido muy bien”.

Un llamado a la comunidad

A pesar de este positivo escenario para el INT y para quienes necesitan un trasplante en Chile, hay que recordar que la donación de órganos en nuestro país presenta números muy bajos. De hecho, el 2018 fueron solo 118 los donantes fallecidos. En este marco, el doctor Alberto Vargas hace un llamado a toda la comunidad: “Es necesario que los chilenos entendamos que la donación de órganos es un acto de vida, solidaridad  y justicia para aquellas personas que, producto de una enfermedad, se ven gravemente afectadas en su vida. Este país se merece una transformación cultural en este sentido, que refleje la solidaridad de sus habitantes”, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *