Instituto Nacional del TORAX

Cuidado con los enemigos del corazón: tabaco, mala alimentación y sedentarismo

En el Día Mundial del Corazón, el Instituto Nacional del Tórax busca concientizar sobre los hábitos básicos para prevenir enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo la primera causa de mortalidad en el mundo provocando 17,5 millones de muertes anuales, mientras que en Chile representan cerca de un tercio de todas las muertes del país.

Ya es sabido que entre los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular, la mala alimentación, el tabaquismo y el sedentarismo son tres hábitos que inciden de forma muy negativa en su aparición. También es sabido que son hábitos modificables y por lo mismo, el llamado a tomar conciencia se intensifica este 29 de septiembre en que se celebra del Día Mundial del Corazón.

“Es importante sensibilizar a la población de la importancia de conocer los factores preventivos de las enfermedades cardiovasculares, pues corresponden a hábitos que se pueden cambiar en beneficio de salud, como por ejemplo, tener una alimentación sana, hacer deportes en forma regular y evitar el consumo de tabaco”, explica del Dr. Alberto Varas, director del Instituto Nacional del Tórax.

Los especialistas y autoridades han sido majaderos en difundir la importancia de estos factores, ya que en Chile las enfermedades cardiovasculares corresponden a la principal causa de mortalidad, representando cerca de un tercio de todas las muertes del país. A nivel nacional mueren 34 personas por cada 100.000 habitantes por Infarto agudo al miocardio y 31 personas por cada 100.000 habitantes por otras enfermedades hipertensivas, de acuerdo con los datos que maneja el Minsal.

¡La prevención es clave!

Algunas medidas fundamentales de prevención son:

  • Mantener dieta saludable: comer frutas y vegetales frescos (4 a 5 porciones diarias) y consumir productos bajos en sodio pues se ha demostrado que su consumo excesivo se asocia con aumento de la prevalencia de Hipertensión Arterial (HTA).
  • Mantener peso saludable: El sobrepeso y la obesidad se asocian con un aumento del riesgo de mortalidad cardiovascular y por todas las causas. El aumento excesivo de peso se asocia con HTA y una disminución de este hacia el peso ideal reduce la presión arterial.
  • Practicar actividad y ejercicio físico de forma regular: La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda como mínimo 150 minutos semanales de práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • No fumar.
  • Evitar el consumo de alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *