Instituto Nacional del TORAX

II Jornada de Cuidados Paliativos y Psicooncología: Un balance positivo

Durante los días miércoles 3 y jueves 4 de marzo se realizó la segunda versión de este evento (la primera fue el 2020) cuya finalidad fue actualizar conocimientos en torno a la temática, además de interiorizar y visibilizar la importancia que tienen estos cuidados en la actualidad. En total, se realizaron 14 exposiciones desde distintas disciplinas y miradas en torno a este tema en común.

Médicos, enfermeras, psicólogos, TENS, kinesiólogos, químicos farmacéuticos, trabajadores sociales, APS y profesionales de la salud que se desempeñen en el área fueron los protagonistas de la II Jornada de Cuidados Paliativos y Psicooncología que, dado el contexto sanitario que vivimos, se realizó a través de una plataforma virtual.

La inauguración del evento estuvo a cargo del doctor Alberto Vargas, director del INT, quien destacó el trabajo que hace nuestro instituto en el área de los Cuidados Paliativos, la importancia de contar con espacios de conversación y discusión sobre esta temática y la necesidad de darle un abordaje integral que considere no solo las especialidades médicas, sino que contemple el trabajo multi e interdisciplinario, así como la incorporación de las terapias complementarias. Asimismo, explicó que la actual crisis sanitaria nos propone el desafío de ir desarrollando nuevas modalidades de atención e incluir otras enfermedades no oncológicas en estos cuidados, como en personas que han presentado COVID-19 y deben enfrentar sus secuelas. Por último, el doctor Vargas valoró el esfuerzo que significó dar continuidad a estas jornadas a pesar de la pandemia.

Carola Masson, psicooncóloga del INT y directora del comité organizador
de las II Jornada de Cuidados Paliativos y Psicooncología

Por su parte, Carolina Masson, psicooncóloga del INT y directora del comité organizador de estas jornadas, hizo un balance sobre la actividad: “Hubo una participación muy activa tanto de los expositores como asistentes. Se incorporaron profesionales que no siempre están visualizados dentro de los cuidados paliativos, como los del área de Nutrición, Fonoaudiología, Fisiatría y Rehabilitación Física, entre otros, y eso es muy bueno, porque se amplifica la perspectiva del trabajo multidisciplinario e interdisciplinario que requiere esta área”, indica. Y continúa: “Este tipo de actividades nos interiorizan en el quehacer del área de los cuidados paliativos y nos permiten comprender su importancia tanto en pacientes que presentan patologías crónicas complejas, como a su familia, favoreciendo su bienestar integral y calidad de vida”.

Un tema que la profesional enfatiza es el interés que se visualizó en estas jornadas en relación al tema espiritual: “Esta actividad también invitó a reflexionar acerca de otras temáticas que son muy contingentes en la actualidad, como es el abordaje de la espiritualidad en todo el proceso de salud/enfermedad que puede presentar una persona. Eso fue muy relevante”, explica, «debido al impacto psíquico, emocional y espiritual, enfocado al sentido de la vida y la finitud del ser humano».

Tiempos de pandemia

Si bien la jornada no apuntaba a la crisis sanitaria producida por el COVID-19, sí se abordó, por ejemplo, lo que significa que una persona con una patología oncológica se exponga a ella, junto al riesgo, la amenaza y la incertidumbre que viven; a esto se suma también cómo ellos han tenido que vivir el fallecimiento de sus familiares que no presentaban una situación tan grave de salud. “Estas jornadas han favorecido el análisis de lo que está ocurriendo actualmente. Y el objetivo es continuar en esta línea, seguir promoviendo y favoreciendo espacios de conversación, discusión y conocimiento, para implementarlos en cada centro de salud, APS, hospitales, centros de salud secundario o terciario, entre otros”, enfatiza Carolina Masson.

Y concluye: “Abordar el cáncer desde todas sus áreas nos permite ir derribando mitos y esa visión fatalista de la enfermedad. Si bien el cáncer es la segunda causa de muerte a nivel mundial y nacional y, sin lugar a dudas, produce un desequilibrio en la persona que lo vive, el abordaje clínico ayuda a mejorar sintomatología, funcionalidad y bienestar en el proceso. Esta mirada también facilita extrapolar esta atención en personas que presentan otras patologías, como, por ejemplo, el COVID-19, tanto por el compromiso general que presenta la persona como por el nivel de secuelas que puede generar la enfermedad. Los cuidados paliativos representarán hoy y en el futuro la base de la atención en salud».

Expositores y agradecimientos

Las jornadas contaron con la participación del doctor Cristian Ibarra, médico broncopulmonar, del INT; la doctora María Paz Saavedra, neumóloga del INT; Pamela Jara Uribe, nutricionista hemato oncológica; Gabriel Salgado, fonoaudiólogo del INT; Constanza Zúñiga Correa, Psicóloga Clínica Hospital Dipreca y Red de Salud; Rebeca Osorio, enfermera Coordinadora Unidad de Cuidados Paliativos del INT; la psicóloga Alejandra Chandía, especialista en Trauma y Duelo; el doctor Francisco Arancibia, jefe Servicio de Medicina Respiratoria del INT; la doctora Marianela Ríos, médico fisiatra formada en España, Departamento de Rehabilitación y Discapacidad del Minsal; Marjorie Valdés Araneda, kinesióloga del INT; Juan Pablo Calderón, químico farmacéutico, jefe de Unidad de Farmacia del INT; el doctor José Miguel Zambrano, médico paliativista del INT; Claudio Barrales, psicólogo y director del Centro de Estudios Latinoamericanos para la Salud, Celapsa, y la doctora Paola Tudela, médico paliativista, jefa de la Unidad de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos del INT.

Agradecemos la participación y el gran aporte de todos ellos, el gran interés de los más de 200 inscritos y participantes y el importante apoyo de la Fundación Cáncer Vida para la realización de este encuentro.