Instituto Nacional del TORAX

Problemas de salud mental y Coronavirus: ¿Cómo enfrentarlos?

La llegada del Coronavirus COVID-19 ha provocado un cambio radical en nuestras rutinas diarias, generando, entre muchas otras situaciones, diversas reacciones emocionales, psicológicas y físicas en las personas, que son naturales ante un escenario altamente estresante y desconocido.

Para hacer frente a esto, el Gobierno de Chile anunció hace pocos días, un plan integral de bienestar y salud mental llamado Plan SaludableMente para aplicar durante la pandemia. Este tiene dos pilares: una nueva plataforma institucional para la realización de atenciones de salud en toda la red pública y un sitio web con toda la oferta para el bienestar emocional de niños, niñas y adolescentes; adultos mayores; padres, cuidadores y profesores; mujeres víctimas de violencia; personas contagiadas, y población en general.

Con el objetivo de ahondar más en los problemas de salud mental provocados por la contingencia, hablamos con Carolina Masson Manríquez, Psicóloga Clínica del Instituto Nacional del Tórax (INT), quien expresó: «Es necesario generar estrategias, porque ya se ve que de aquí a mediano y largo plazo existirá una situación compleja en el área de salud mental».

«Por lo mismo -agrega- nosotros hemos adoptado medidas que apuntan a acompañar, contener y orientar a los pacientes y sus familias, tanto en el ámbito de la salud mental y como en el ámbito físico; así como a nuestros funcionarios, sobre todo quienes están en contacto con pacientes Covid-19». Entre estas medidas destacan:

  • Estrategias de intervención remota para personas en hospitalización y en casas en proceso de cuarentena, entregando atención psicológica de forma oportuna y en respuesta a la primera línea de acción.
  • Se ha gestionado enlaces de personas con Covid-19 y sus seres queridos en la medida de lo posible, disminuyendo cuadros de ansiedad y de angustia.
  • Se dispuso el envío de medicamentos de farmacia a los pacientes del INT, disminuyendo de esta manera la carga de ansiedad que provoca el trasladarse y retirar medicamentos presenciales.
  • El apoyo psicoemocional se extiende a todos los funcionarios del INT, permitiendo un proceso de adaptación y contención de manera adecuada en tiempos de coronavirus.
  • Como parte del fortalecimiento de esta estrategia, se formó un equipo de auxilio psicológico para funcionarios, y se han incorporado psicólogos clínicos para el apoyo, acompañamiento e intervención en pacientes y familias que cursan con patologías respiratorias, cardiacas y pulmonares crónicas.

Además, se ha producido un aumento de preguntas en esta área a través de las redes sociales, generando una dinámica de consulta on line donde la profesional responde todas las semanas, «y eso también ayuda a incorporar nuevas conductas que benefician este proceso de cuarentena”.

Impacto transversal y síntomas

Estas estrategias psicoemocionales son fundamentales en el contexto de una crisis global, de hecho la Organización Mundial de la Salud, estimó que el 20% de la población mundial puede generar trastornos psicológicos de leves a moderados. “En Chile, de cada 10 personas, 3 o 4 presentan algún trastorno de ansiedad o síntoma emocional durante la cuarentena”.

Pero, ¿cómo influyen este tipo de cuadros en las personas?

Los cuadros emocionales y psicológicos tienen un impacto a nivel físico. Una persona con alto nivel de estrés puede presentar reacciones físicas, cognitivas y emocionales.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

Una persona muy estresada, de estrés agudo, puede presentar náuseas, vómitos, diarrea, cefalea, insomnio, conductas alteradas en la alimentación o puede presentar dolores de estómago. También se puede presentar distracción, desconcentración, falla en la memoria o confusión, y alguien con ansiedad o angustia, puede terminar en crisis de pánico, taquicardia, presión en el pecho o dificultad respiratoria.

Recomendaciones 

Es posible generar estrategias para manejar los cuadros de estrés. En ese sentido, Masson nos entrega una serie de tips cuanto estamos en cuarentena:

  • Generar rutinas en casa, tanto de estudio como de trabajo y siempre en lugares específicos, para delimitar los espacios de la casa.
  • Mantener contacto con los seres queridos por plataformas virtuales
  • Estar informado a través de medios oficiales, limitando la sobreinformación, la sobrecarga emocional que conlleva el hecho de estar sobreinformado”.
  • Hacer ejercicio en casa
  • Generar espacio para realizar actividades de ocio

“Todo esto nos permite restablecer, en cierta medida, el control individual y de los espacios, ya que cuando este se pierde, aparece la incertidumbre y la ansiedad de no poder retomar la vida de antes, de contagiarse y de morir, siendo que eso no se ajusta necesariamente a la realidad”, puntualizó. Pero también advierte que hay que estar atentos a detectar el momento en el que se necesita ayuda externa: “Cuando esta sintomatología se presenta y genera un malestar general y no puede ser autocontrolado o no funciona la contención de cercanos es necesario pedir ayuda a un especialista en salud mental”.