Instituto Nacional del TORAX

Tórax apuesta por programa ambulatorio para la detección de Apnea del Sueño

Este 15 de marzo se celebra el Día Internacional de la Apnea del Sueño, y el llamado de los especialistas es a cuidarse del sobrepeso e hipertensión, factores que sobre todo en hombres, gatillan esta enfermedad.

Con el lema “Sueño Saludable, envejecimiento saludable” el Instituto Nacional del Tórax se ha propuesto el objetivo de disminuir las listas de espera, anunciando que en 2019 desarrollará un programa de estudios ambulatorios para la enfermedad que afecta, en su mayoría, a personas con sobrepeso u obesidad.

Hasta la fecha el Instituto ha entregado mil CPAP (resión positiva continúa en la vía aérea, según siglas en inglés), de los cuales 800 están en telemedicina, esto quiere decir que se monitorea a los pacientes a través de un control remoto en sus domicilios. Este tratamiento médico que es único en Chile y en Latinoamérica.

“El 80% de nuestros pacientes lo utilizan y nos han comentado que están muy contentos con el sistema. Por lo mismo, el desafío de este año, dado el aumento de las listas de espera y de consultas sobre la enfermedad tanto del paciente como de los médicos, es generar un programa de estudios ambulatorios donde el paciente no venga al hospital a estudiarse su sueño, sino que a recibir el equipo para el domicilio”, sostuvo el jefe de la Unidad de Medicina del Sueño, el doctor Ariel Cisternas.

La idea es diagnosticar la apnea del sueño a través de peligrafías ambulatorias y, aquellas personas que tengan alto riesgo de tener la enfermedad y que necesiten de un CPAP, se realicen, también en sus hogares, un segundo estudio de ‘titulación de CPAP’.

Pero…¿qué es la Apnea del sueño?

Según el experto, es un síndrome caracterizado por ronquidos y paradas respiratorias, provocando una disminución de la oxigenación que generan microdespertares, un sueño superficial, un sueño de mala calidad.

Este sueño intermitente genera a largo plazo un daño acumulativo y aumento de los riesgos cardiovasculares, es decir; quien es diagnosticado tiene más riesgos de sufrir enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, infartos al corazón y accidentes cerebro vasculares.

Dicho diagnóstico, se logra a través de una poligrafía o una polisomnografía que estratifica al paciente. Entre 5 y 15 apneas del sueño se clasifica como leve, entre 15 y 30, moderada y de 30 a más, severa. El primer grupo son aquellos que deben bajar de peso, higienizar el sueño (dormir de lado) e ir al otorrino en el caso que exista algún factor obstructivo que se pueda operar o tratar, como la rinitis. En el segundo tramo, las personas que tienen riesgo cardiovascular o trabajan en alguna actividad de riesgo, deberían ocupar CPAP. Y por último, todos quienes estén en el rango de apneas del sueño severa, deben ocupar CPAP.

Síntomas

Cuando existe el trastorno, los síntomas se pueden percibir en el día e incluso durante la noche. Estos últimos consisten en que el paciente hace ronquidos y paradas respiratorias, donde por lo general el compañero o compañera de cama tiene que moverlo para que pueda seguir respirando. En el caso de los diurnos, la persona siente somnolencia, fatiga, dolor de cabeza, disminución de la memoria, de la lívido y concentración.

En importante señalar que los más propensos a la enfermedad son los hombres con cuello ancho, que roncan, tienen paradas respiratorias, sobrepeso e hipertensión. Eso se clasifica con la escala que se llama Stop – Bang. A continuación, se mide, a través del Epworth, el nivel de somnolencia. Si esos dos cuestionarios salen alterados aumenta la probabilidad de tener el síndrome del sueño. Además, si ese paciente ya tuvo un evento cardiovascular adverso – como un infarto al corazón o un accidente cerebrovascular – y si a su vez su actividad laboral es de riesgo – tales como conducción de camiones o buses –, claramente es prioridad para ser tratada en el centro.

“En este día tan importante para la salud, la certeza es que es una enfermedad que se puede prevenir ya que va unido al tratamiento para bajar de peso, porque al existir sobrepeso u obesidad, se produce una obstrucción de la vía área superior producto de la afección. Esperamos seguir apoyando a quienes estén en esta compleja situación, es nuestro compromiso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *