Instituto Nacional del TORAX

¿Cómo tener una buena higiene del sueño en tiempos de Coronavirus?

No es un misterio que vivimos momentos difíciles. La pandemia del Coronavirus COVID-19 azotó nuestras vidas transformando rutinas, relaciones, modos de trabajo, etc., cambios que a todos nos han afectado. Para quienes sufren algún trastorno del sueño, esta situación ha sido aún más compleja. Por esa razón, aquí algunas recomendaciones para ellos.

Apnea del Sueño 

Para quienes sufren de Apnea del Sueño y son usuarios de CPAP, el Jefe de la Unidad de Medicina del Sueño, Dr. Ariel Cisternas, recomienda: “Evitar el uso del humidificador del CPAP según tolerancia (o usarlo sin agua) al menos durante la etapa aguda de esta pandemia, además de todos los cuidados domiciliarios ampliamente difundidos y en especial, dormir aislado y airear su habitación. En el caso de sequedad nasal, puede recurrir al uso de soluciones salinas en spray de libre comercio en farmacias”.

En cuanto a los cuidados que hay que tener con el equipo, el profesional explica que es fundamental realizar una desinfección del equipo, aplicando un producto desinfectante sobre un paño suave y que no tenga pelusas, o utilice una toallita descartable: “El paño o la toallita deben estar empapados, pero no goteando. Pase el producto desinfectante sobre toda la superficie exterior del respirador (opción 1: cloro liquido blanqueador doméstico, hipoclorito de sodio al 5%, 20cc en un litro de agua fría; opción 2: alcohol sobre 70%). Para los accesorios (tubo y mascara) se recomienda lavado con jabón líquido Ph neutro y agua fría diariamente”.

En el caso de paciente Covid-19 (+) o contacto sospechoso sea usuario de CPAP domiciliario, este debe suspender uso de humidificador y dormir aislado en una habitación.

Cuarentena y Servicios Básicos

Aquellas personas que estén bajo Cuarentena, que trabajen en Salud y otros Servicios Básicos, cuyas jornadas laborales se vean incrementadas, evidentemente verán mermadas sus horas de sueño. En tales casos, el doctor Cisternas entrega algunas recomendaciones para lograr una adecuada concentración y toma de decisiones:

  1. Mantener un horario regular para levantarse y acostarse, que idealmente no difiera en más de 2 horas de su horario habitual en la etapa pre-pandemia.
  2. Evitar tomar siesta, esto incrementa la probabilidad de desarrollar un desorden en sus horarios de dormir.
  3. Mantener horarios regulares al alimentarse, esto lo ayudará a preservar su ciclo de 24 horas.
  4. Mantenerse activo y, en lo posible, realizar actividad física en su hogar, en un mismo horario en la mañana o al inicio de la tarde.
  5. Limitar la exposición a pantallas cercanas (computador, tablet, celular), principalmente en las 2 horas previas a la hora deseada de dormir.
  6. Evitar la sobre exposición a redes sociales y otros medios de comunicación sobre temas relacionados a la pandemia.
  7. En las horas previas a acostarse, compartir con la familia privilegiando realizar actividades relajantes como escuchar música.
  8. Si presenta problemas para dormir, evitar revisar el teléfono móvil o encender la televisión.
  9. Evitar el consumo de alcohol o la AUTOMEDICACIÓN con fármacos para dormir.
  10. Si presenta trastornos persistentes para dormir o síntomas anímicos importantes, consultar a un especialista.
  11. En caso de ser usuario de CPAP, recomendamos evitar el uso del humidificador según tolerancia (o usarlo sin agua)

Cambio de hora

Este sábado 4 de abril se realizará el cambio de hora y los relojes se debe atrasar en 60 minutos, lo que podría generar un desajuste aún mayor en la rutina de los adultos mayores e insomnes. Para esta situación el profesional da las siguientes recomendaciones:

  1. Aprovechar de dormir hasta un poco más tarde para que así el sueño se presente más tarde en forma natural.
  2. Si da sueño temprano (es lo esperable), aguantar un poco, pero evitar activarse con ejercicio o cafeína.
  3. Evitar la luz intensa en la mañana y exponerse a luz después de almuerzo.